martes, 24 de julio de 2012

Cuánto te equivocas, responde él seco. Soy principalmente un intelectual. Sí, es cierto que trato de encontrar la normalidad propia en esos espejos en los que encuentro a la mujer que no eres. La contemplo con curiosidad de cirujano. Abrir y sanar aunque cueste la vida que me das y que, como un hermano concebido intencionadamente, puede y quiere salvarme. Ella extenderá el brazo, nos tocaremos, invirtiendo al momento cada lado del uno en el del otro. Ahora vivo en un mundo cruzado, mis compañeros en el otro canto de la moneda. De todos modos, no busco verdades sino caminos. Me cautiva el brillo en la otra orilla, impune. Jamás levanto faldas al descuido, nunca al descuido. Sólo empleo, como habrás visto, cierta ostentación con las faldas de las maniquíes desperdigadas a la espera por la tienda, en esa calma plástica y eterna de una nada perdida recobrando su sentido, no sé si de derecha a izquierda o de izquierda a derecha.
Por favor, pedí inquieta, tratando de esquivar el reflejo incómodo de sus ojos, cuéntame un chiste. Creí que eso le haría volver su pensamiento hacia sí mismo, hacia sus recuerdos, olvidándome y permitiendo así mi existencia tan sólo desde el interior.
- Según el colectivo de escritores Wu Ming, la visión de la película El castañazo - y en particular el personaje de Reggie Dunlop interpretado por Paul Newman - tuvo un papel fundamental en el nacimiento del Luther Blissett Project. Ellos narran esta historia en la entrevista titulada “Cómo El castañazo inspiró una revolución cultural. Henry Jenkins entrevista a Wu Ming”. El entrevistador es profesor del MIT, titular de la cátedra Estudios comparativos sobre los medios de comunicación - me espetó sin demora de una sentada, contemplándome por primera vez directamente. Luego se tapó los ojos con las palmas de las manos, inclinando la cabeza hacia delante. Bajo la punta de la nariz que asomaba pude apercibirme de la sonrisa que acompañó como un guante al gorjeo de su garganta, marcando el ritmo de sus hombros, de pronto agitados en una leve y dispersa conmoción.
No supe si consolarlo con un abrazo o marcharme.
Comprendo tu ira, dije finalmente. Y me fui, mirando atrás. Seguía riendo tras las palmas, lo que me dio tiempo a alejarme.
http://es.wikipedia.org/wiki/Luther_Blissett_(seud%C3%B3nimo_colectivo)

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal