miércoles, 15 de agosto de 2007

Más reglas



(Como dije al final del anterior, he dividido en tres el tema ya publicado para que se haga más cortito, el próximo viernes más).

Regla nº 2: Nunca digas tu edad. Un caballero no te la preguntará y el que te la pregunta no te interesa porque no tiene educación, a no ser que tengas entre 18 y 20 añitos y él se quiera asegurar de que no eres menor de edad! El misterio es atrayente y siempre puede pensar que en vez de 40 tienes 37, lo cual se agradece, siempre. Si te echan más edad no te inmutes, es efecto del alcohol, que han bebido ellos, por supuesto.
Regla nº 3: Sal siempre con una buena amiga, y cuando se te acerque un chico, sobre todo si ya está avanzada la noche pregúntale disimuladamente su opinión antes de ligar con uno. ¡No sabes lo que unas copas y unas palabras bonitas pueden cambiar la realidad! Por cierto, hablaremos de las amigas en otro apartado ¡Tiene tela! Los viajes al baño sirven justamente para comentar cosas de este tipo. Ese morenazo de anchas espaldas y sonrisa irresistible al día siguiente puede resultar un enano (no, no era que llevases tacones) al que le faltan varios dientes (no, no era efecto de las luces ultravioletas) y con una tendencia incontrolable a bizquear (no, no era que te mirase el “cuerpazo”) Eso sí, asegúrate de que la amiga es buena de verdad y tiene buen gusto porque si no su opinión no vale:
1) Te dice que está OK y descubres más tarde que lo que ella quería era ligarse al guapo de verdad o que llevaba más copas que tú que también es posible.
2) Te dice que es horrible para a continuación, en cuanto te vas a pedir una copa, enzarzarse en animada conversación con él y después bailar apretadamente por toda la pista mientras tú los miras de lejos pensando... la verdad es que el chico está como un tren... no sé por qué a ella no le gusta...
Regla nº 4 ¡Tiene tela! y no, no son las amigas, de momento. ¿Ellos siempre tienen 26? O menos? Parece que sí, así que lo mejor es no preguntar a menos que quieras asegurarte de que es mayor de edad. Je je. No sé lo que pasa con los de 35-45. No se sabe por qué desaparecen del mundo, pero es así. Pregúntale a cualquier mujer. Son abducidos por extraterrestres? Por sus mujeres? Por el fútbol? ¿Están todos en tratamiento médico para sus distintas dolencias? Le cogen fobia a salir y relacionarse? El caso es que cuando alguno se te acerca, indefectiblemente tiene 26 años o menos, lo que te hace sentir como una asaltacunas hasta que te acostumbras. Después empiezas a verlo como una ventaja y finalmente cuando se te acerca uno de 30 lo consideras demasiado mayor para ti! Y es que no se puede negar que estos jovencitos tienen muchas ventajas: 1) No te haces ilusiones de futuro en común 2) No son amigos de tu ex pues por lo general, están en otra onda 3) Todavía no se les ha caído el pelo ni les ha salido barriga 4) Tienen aún bastante energía y eso que es difícil seguirle el ritmo a una mujer de 40 5) Te pueden poner al día en las últimas tendencias 6) Tienen mucho amor para dar pero se les pasa rápidamente.

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal