jueves, 3 de julio de 2008

JUVENTUD,DIVINO TESORO




Apenas eran las dos de la madrugada.
Yo estaba, cosa inusual en mí, sentada y retirada de la pista. Mi acompañante había ido a darle un trago al botellón (¡¡Qué mal anda la economía por Dios!!)

La rubia neumática era previsiblemente asediada por todo el sexo opuesto y ella se dejaba.

El barrigón del puro se acercaba a todas con una sonrisa de medio lado provocando un evidente vacío a su alrededor :-¿Quieres bailar?-y se metía en un círculo de mujeres-¿Y a ti quién te ha invitado a esta fiesta?-Era, en sus múltiples variantes la única respuesta que recibía.

El barman, en un ataque de protagonismo sexual, se quitaba la camiseta subido a la barra entre los aplausos y silbidos de las cllientas...

En eso se me acercó una amiga a quien hacía unos meses que no veía. -¡Qué bien te veo!- le dije, y era verdad. Su cara estaba más relajada, lisa. La melena recién teñida, manicura impecable...en fin cumplía todos los requisitos de una catik que se precie.
-Acabo de llegar de Barcelona- Me contaba feliz, -He estado de compras, visitando amigos...

Y yo me fijaba en su cara, a ver si descubría qué era aquello indefinible que me llamaba la atención. De repente unos destellos blancos desde su frente me hicieron dar un salto en la silla.Tras la sorpresa inicial supe sin ninguna duda de lo que se trataba....

Por si no lo has adivinado, querida catik, aquí va el consejillo de hoy:
"Guapa, si te inyectan botox, no te coloques debajo de las luces ultravioletas"

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal